Hojas y corteza de árbol de té de pera, ofrecen inesperados beneficios

Ventajas del té de pera

 

Té de pera y sus propiedades esenciales para la salud

La pera es una fruta cuya pulpa es mundialmente apreciada por su rico sabor y por contribuir con una dieta saludable, sin embargo, las infusiones realizadas con las hojas y el tronco de su árbol no son tan conocidas. Aquí te diremos cómo hacer té de pera, y por qué esta bebida es beneficiosa para el bienestar del cuerpo.

Llamado científicamente “pyrus communis”, el árbol de pera ofrece alternativas naturistas para el tratamiento de diversas enfermedades. Consumido en forma de té hecho con las hojas de la planta, la bebida ofrece propiedades diuréticas y las infusiones realizadas con la corteza de peral tienen propiedades analgésicas.

En ambos casos, el método de preparación de las dos infusiones es igual, siempre que las hojas o las cortezas estés deshidratadas o secas. En un litro de agua hirviendo, se colocan 15 gramos de hojas desecadas o 20 gramos de corteza de peral, se deja a fuego bajo entre 10 y 15 minutos, y luego de apagar el fuego hay que dejarlas reposar por pocos minutos y colar la infusión. La miel es recomendable para endulzar la bebida.

Enfermedades como cistitis, nefritis, cálculos renales o infecciones urinarias pueden contrarrestarse con el consumo del té de hojas de pera, mientras que el té de corteza de pera puede ser utilizado como tópico para contribuir a la recuperación de torceduras y zonas golpeadas.

Siguiendo la línea de las aguas desintoxicantes (detox water) que están de moda desde hace poco, prueba mezclando dos peras rebanadas finamente con 10 rebanadas de jengibre fresco; deja reposar la infusión por unas dos horas en dos litros de agua y tómatela con hielo. Esta alternativa ayuda a expulsar del cuerpo las toxinas consumidas a través de alimentos procesados, al mismo tiempo que mejora los niveles de energía y ayuda a perder peso.

Leave a Reply